El cambio que trae la Inteligencia Artificial: El trabajo del futuro.

Artículo 1º

¿Debe preocuparnos la revolución robótica? La Inteligencia Artificial ya domina nuestro mundo y en breve pondrá en peligro millones de empleos.

La inteligencia artificial domina nuestro mundo, y esto no es ciencia ficción. Los algoritmos ya se mueven casi por todos lados. Aunque no se vean, es bastante complicado escapar de ellos durante un día entero.

Llevaba tiempo queriendo tocar el tema de la Inteligencia Artificial. Los que habéis leído mis últimos libros sabéis que junto a todo lo que tiene que ver con el futuro y los cambios sociales, éticos y morales que vienen, la IA es un tema que me atrae bastante, lo que ha hecho que me líe a escribir y que lo que pretendía que fuera un artículo se extienda demasiado. Por eso, se me ha ocurrido comenzar una serie de entradas dedicada a los grandes cambios que trae la IA a nuestro mundo. En la primera (esta que ya estáis leyendo) os hablo de algoritmos, máquinas y la revolución robótica/industrial (o como queráis llamarla) que se nos viene encima.

Espero que disfrutéis de la serie.

Bienvenidos de nuevo a mi blog.

Internet da cobijo a los algoritmos al mismo tiempo que el propio internet depende totalmente de ellos. Todo en su conjunto unido al exponencial avance tecnológico, da forma a lo que llamamos Inteligencia Artificial, una especie de cuerpo, cerebro y mente invisible, creado por nosotros mismos, que se expande veloz entre nuestro entorno y aparatos.

La IA ha venido para quedarse, para hacernos la vida más cómoda, a diferencia de lo que especulan algunos en base a lo que han visto en algunas películas de ficción. Nunca se producirá una revolución de la máquina contra su creador.

Lo que sí debe preocuparnos, o como mínimo mantenernos alerta, es la revolución robótica/industrial de los próximos años, pues las máquinas y los algoritmos que las hacen funcionar cambiarán el mundo en el que vivimos. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) prevé que casi seis de cada diez empleos actuales están en riesgo de desaparecer por el auge de la robotización. Pero, aunque como individuos de este tiempo pueda preocuparnos la destrucción de nuestros empleos y ser apartados de ciertas tareas, la historia nos ha enseñado que ser catastrofistas o apocalípticos no sirve de nada, porque los grandes cambios también traen beneficios. La robotización no será la excepción y traerá grandes oportunidades, abrirá un nuevo escenario laboral. Esto forma parte de la evolución, del camino que hemos elegido e iniciado hacia la era tecnológica.

Estoy seguro que en conjunto sabremos adaptarnos a ello.

¿Alguien se acuerda de los gremios de alfareros, caldereros, herreros… etc, que ocupaban nuestras antiguas calles? ¿Alguien los echa en falta? No. Simplemente porque en nuestro presente no precisamos de ellos, existen otros métodos y ventajas para comprar esos mismos objetos que se fabricaban en esas calles, o simplemente ya no los necesitamos por la existencia de nuevos aparatos. Pues algo parecido está a punto de ocurrir. Toda evolución implica abrirnos a lo nuevo y saber dejar atrás lo que deja de innovar. Todo lo demás, lo que en otro contexto político algunos definen como progreso con corrientes de pensamiento que miran estilos de vida pasados (siento mucho si alguien se molesta), se llama involución.

Empleos con futuro

Países asiáticos como Corea y Japón han sido de los primeros en empezar a sustituir a los recepcionistas de muchos hoteles por máquinas que nunca se cansan, que pueden doblar y triplicar turnos, y que siempre tienen la respuesta correcta y más amable para el huésped.

Recepcionistas, cuidadores, educadores, transportistas… Muy pronto tendremos sustitutos en el mundo laboral y tendremos que aprender a experimentar el cambio, así como concienciarnos de que la tecnología ha venido para mejorar nuestro día a día, a alargarnos la vida y a brindarnos comodidad. Puede que no sea fácil verlo así ahora, justo en el momento previo al cambio, cuando más amenazados nos sentimos, pero tal y como ha ocurrido otras veces en el pasado la sociedad se adaptará.

La inteligencia, la misma que nos hace medrar como especie, hace que nos sintamos amenazados por los grandes cambios.

Parte de la respuesta involucrará educar y volver a capacitar a las personas en las tareas que no puedan ser realizadas por máquinas dotadas con inteligencia artificial o trabajos en los que sigamos siendo más eficaces y resolutivos que ellas. Por ejemplo: la creatividad, el arte, el pensamiento filosófico, la creación de contenido de entretenimiento, la planificación…

Siempre habrá un lugar para los humanos. El que escojamos. La cuestión es si sabremos elegir bien.

Como he dicho al principio, la tecnología ha llegado para hacernos la vida más cómoda. ¿Os imagináis un mundo dónde solo trabajen las máquinas y los humanos se dediquen, por ejemplo, a crear entretenimiento para cubrir el tiempo libre y las distracciones de otros? ¿Os gustaría una sociedad sin estrés, relajada y libre de tareas laborales en el que todos desarrolláramos nuestra creatividad? Suena a utopía, pero puede que la gran transformación industrial que se nos viene encima unida al auge y el lazo cada vez más estrecho del individuo con internet, traiga un modelo de vida similar al que yo especulo.

Para mantener el sistema y la cadena de producción y consumismo, el dinero tiene que seguir moviéndose de alguna forma entre los ciudadanos a pesar de que no haya suficientes puestos de empleo para nosotros; y eso los saben las grandes corporaciones que manejan el mundo. Por eso creo, que el día que la IA evoluciones lo suficiente, se implantará un sistema económico industrial en el que los ciudadanos tendremos que pagar un alquiler o comprar máquinas para que trabajen y coticen por nosotros para que la rueda siga funcionando. Cuando esto suceda y dispongamos de todo el tiempo libre de nuestro día, aumentará la demanda de entretenimiento como nunca antes y, esta utopía, en mayor o menor medida será una realidad. Pensadlo: hoy en día nuestras redes sociales, Youtube, el streaming, la nueva forma de ver cine… todo esto, está forjando los cimientos del boom del entretenimiento digital. Algo que sin duda explotará si la revolución robótica sucede como yo la relato.

En definitiva, los trabajos creativos encargados de ofrecer entretenimiento, y todo lo que tenga relación con la programación de máquinas su mantenimiento o producción, serán los que brinden más oportunidades a nuestros hijos y nietos, pues los cambios que trae la robotización no quedan tan distantes de nosotros.

¿Te interesan estos temas, o tan solo te dedicas a vivir y pensar en tu presente?

Si piensas en conjunto, si te importa el porvenir de la civilización, si eres un buscador de respuestas como yo, te resultarán interesantes muchos de los artículos que escribo en este blog. Te invito a que dejes tu dirección de correo electrónico para recibir lo próximo que escriba. 

¿Debemos continuar con la IA? ¿Crees que nos traerá cosas positivas, o por el contrario nos perjudicará socialmente? ¿Ha llegado la tecnología para sumar, o para relegarnos a un segundo plano? ¿Corremos el riesgo de ser dominados por los algoritmos en algún momento del futuro tal y como tantas historias de ficción nos han relatado? Te invito a responder a estas preguntas y a que me cuentes si tu opinión sobre el futuro si es diferente a la mía. Escríbeme a info@ismaelsantiago.com. Me parece muy interesante conocer el punto de vista de otras personas visionarias e inquietas por lo que está por venir. Yo simplemente he expuesto mi opinión y pensamientos en este, mi espacio web.

Gracias por leer y hasta el próximo artículo.

No te pierdas el siguiente artículo:

¿Quieres participar escribiendo artículos en el blog?

Ponte en contacto conmigo.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook