Cómo detectar editoriales «pirata».

Muchos autores noveles se inician en el mundo literario con la traumática experiencia de sentirse engañados por alguna editorial «pirata», cuyo único propósito es hacer caja a costa de las ilusiones de alguien que empieza, o que acude por primera vez a su sello con otras expectativas. Quiero dejar claro, que este artículo solo hace referencia a editoriales pequeñas que se autodenominan tradicionales, a pesar de estar muy lejos de serlo.

Este texto no introduce en el mismo saco a las editoriales de autoedición o coedición, ya que, aunque también pueden ser muy cuestionadas, la mayoría de veces el autor contrata sus servicios sabiendo y aceptando lo que en realidad son. Yo las llamo: «imprentas camufladas». Imprentas que, además, realizan las gestiones legales por ti. Y eso es muy lícito siempre que no haya ningún tipo de engaño. Aunque siempre digo que la mejor manera de publicar es la autoedición mediante la plataforma KDP de Amazon (si queréis un día os cuento por qué), contactar con una editorial de auto-publicación también es una muy buena opción para iniciarse, y empezar a conocer este pantanoso y a la vez fascinante mundo de la publicación de libros.

Una vez explicado esto, os dejo con el artículo que ha escrito para el blog la escritora Laura Mars:

Cómo detectar editoriales «pirata».

julio 9, 2020 por Laura Mars

El mundo editorial está más accesible que nunca. Hay editoriales tradicionales grandes y pequeñas que dan oportunidades a escritores noveles. También existen las editoriales «pirata». ¡Cuidado con ellas! Es preferible utilizar plataformas de auto-publicación como Amazon o Lektu, que nos permiten tener el control absoluto sobre nuestras obras, antes de aventurarse a publicar con editoriales desconocidas de dudosas intenciones.

Ismael Santiago: «Si no vas atento, una editorial “pirata” disfrazada de editorial tradicional, romperá tu corazón».

Al poco de mandar tu manuscrito, demasiado poco en comparación con otras editoriales, recibes un e-mail en el que te dicen que quieren publicar tu obra. Les parece tan genial que, fíjate, ni la van a corregir. Lo que harán será ponerle una portada, que suelen ser imágenes libres de derecho con algún filtro. No les importará si el nombre de autora o el título no queda especialmente legible. La maquetación del libro físico tampoco estará cuidada, allí como caigan las líneas o si no una automatización del procesador de textos de turno. Y como ya he dicho, nada de corrección. He visto libros con todos los diálogos mal (guion – en vez de línea del diálogo —, mal puntuados y demás atrocidades).

No hemos acabado con los problemas, tu libro puede ser vendido a un precio excesivamente caro. Por ejemplo: libro tapa blanda, 250 páginas, de 20€ en adelante. Esto hará que las ventas se queden sobre todo en tus familiares y amigos, que lo compraran porque te han publicado. Es difícil que un extraño le quiera dar una oportunidad.

Muchas de estas editoriales piratas hacen hincapié en que hagas una presentación estupenda, que invites a todo el mundo. Empieza a echar cálculos: no han pagado a corrector, ni ilustrador o portadista, la maquetación la han hecho ellos mismos. Imprimen una tirada y se la venden a tu entorno. Ellos ya han ganado el dinero que necesitaban. Si tu libro se vende (buena suerte vendiendo un libro a ese precio como novel), mejor para ellos, si no, ya han hecho su negocio. El cliente son tus amigos y familiares.

En ocasiones piden un mínimo de ventas que, si no se cumple, pagas. O no te pagan por lo vendido después. Leer bien el contrato es fundamental antes de firmar nada.

Ahora os dejaré aquí mis trucos para detectar editoriales «pirata». No tienen por qué cumplir todos los puntos, pero sí unos cuantos.

En su web ponen en grande que quieren publicarte. Ya empezamos mal, normalmente las editoriales se protegen de recibir aluviones de manuscritos.

Te responden demasiado pronto. Las editoriales suelen tardar meses en rechazar o aceptar un manuscrito. Que te contesten en pocas semanas es raro. A una editorial no solo le tiene que gustar un manuscrito, también ver si le interesa incluirlo en su catálogo editorial teniendo en cuenta los demás manuscritos recibidos.

No corrigen el manuscrito. A veces incluso ponen excusas escondidas tras adulación diciéndote que está «perfecto» o que escribes «muy limpio». Aunque ese fuese el caso, siempre hay algo por editar o corregir. Siempre.

Las portadas de su catálogo son tirando a cutres, una mera imagen con un filtro o ni esas.

Precios altos, más de 20€ en libros de tapa blanda. Aviso: algunas editoriales «pirata» que ya llevan buena trayectoria y debe de irles bien, se están permitiendo bajar los precios, seguid atentos al resto de señales.

Tienen demasiados libros publicados. Publican con mucha frecuencia a pesar de no ser Planeta o Penguin. Una editorial pequeña lucha por subsistir y elige muy bien los títulos que publica. Una publicación indiscriminada, sin importar el género, nos habla de que no hay apenas selección y les importa más la cantidad que la calidad.

Tienen muchos libros descatalogados. Los autores no vuelven a firmar con ellos al acabar el contrato. Esto unido al punto anterior puede dar lugar a una editorial con muchísimos títulos sospechosamente descatalogados.

Te piden que hagas la presentación más magnifica de la historia, que invites a todos tus familiares, amigos, compañeros de estudios/trabajo, conocidos y hasta la vecina del quinto. Ponen mucha presión en este día porque es cuando realmente piensan vender y luego olvidarse de tu libro. Si sigue vendiendo, bien, si no, también. Ellos ya han rentabilizado.

No cobras. Así, directamente. Hay editoriales piratas en las que ellos «te hacen el favor» de correr con los costes de la publicación y tú, no cobras. 0€.

Cobras con condiciones. Algunos te dicen que los primeros 200 ejemplares son para cubrir costes y que tú cobrarás a partir del 201. «Spoiler alert»: no habrá un 201, nadie fuera de tu entorno quiere comprar un libro con una portada tirando a cutre, con posibles faltas, una mala puntuación, y encima a 24€.

Cobras en tus propios libros. Como lo oyes.

No conocen tu libro. Cuando hablas con el editor te das cuenta de que ni siquiera sabe de qué va tu obra. No se la ha leído.

Tienen malas opiniones en Internet.

Francisco Javier Rodenas: ¡Ojo! Que las editoriales «pirata» van reconvirtiéndose, cambiando la estrategia de negocio porque, pasado un tiempo, la gente ya conoce el modus operandi.

Por todo esto, antes de enviar un manuscrito a una editorial es muy importante investigarla bien. Leer todos los apartados de su web, ver los libros que publican, sus portadas, si se puede ver el interior, cómo está maquetado, si tiene faltas a simple vista, el precio al que lo venden.

Es imprescindible hacer una búsqueda básica en Internet: «nombre editorial opiniones». A veces solo con eso os saldrán varios autores que se han sentido estafados. Si dudáis, podéis incluso buscar a alguno de los autores que han publicado con ellos en la red social que utilicéis y preguntarle por privado qué tal su experiencia: si corrigen, maquetan bien, te tratan bien, cumplen con los pagos.

Si después de todo esto mandas un manuscrito a una editorial «pirata» sin saberlo, hay otro momento muy importante de cribado: la llamada. Sondea las señales de alarma: corrección, maquetación, marketing, pagos. En este punto lo tendrías que tener claro. Aun así, queda el contrato que habrás de leer con la mayor de las atenciones.

Que no te dé vergüenza preguntar si no entiendes algo. Toma las riendas y entérate bien de lo que firmas.

Si estás leyendo esto tarde, si una editorial pirata ya te ha roto el corazón con sus verdades a medias, no te preocupes. No se ha acabado el mundo. Ese contrato que firmaste acabará algún día, y recuperarás tu manuscrito. He visto a compañeras hacerlo, y después, le han dado una nueva salida a su manuscrito.

Laura Mars: Espero que estos consejos os hayan servido. Podéis comentar vuestras experiencias o más señales de alarma que conozcáis en los comentarios y redes sociales.

Vías de contacto y libros de la autora:

Twitter: @LauraMarsAutora

Blog: https://lauramars.home.blog

Suscríbete al blog (bajo del todo) para no perderte mis próximos artículos.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

1 comentario en “Cómo detectar editoriales «pirata».”

Deja un comentario